Consejo De Sexo Dominante : Cachetes

A qué hombre no le gusta dar cachetes cuando folla?

Puedo equivocarme pero yo diría que a casi todos.

Los cachetes están destinados a proporcionarle tanto a ti y como a tu chica una agradable sensación de dolor placentero. Es una experiencia erótica y muy sensual.

Hay diferentes circunstancias donde puedes utilizar los cachetes. Las más comunes son: mientras estás follando, en un acto de “pequeño castigo”, e incluso en una sesión exclusiva de cachetes.

Primero y ante todo debes observar si a tu pareja le gustan los cachetes.

Mi experiencia me dice que la mayoría de chicas lo disfrutan.

Algunas en mayor grado y otras en menor. También he tenido la rara ocasión en la que a la chica con la que estaba no le gustaba. Como en cualquier cosa sexual, se trata de probar suavemente, observar a la mujer (e incluso preguntar si no tienes claro si le gusta o no), y ajustar tus acciones e intensidad en función de lo que ella encuentra placentero.

Lo más común es dar un cachete o varios en una posición como el perrito o cuando ella está encima. No necesita mucha explicación. Estáis follando intensamente y tú sueltas el cachete cuando te apetece. Si gime le das más veces aún.

Después están los cachetes como castigo. A lo mejor ha hecho algo “mal”. Digamos que ha jugado contigo desobedeciéndote en algo. Es un buen momento para que con tu fuerza (suave) ponerla en una posición estirada o de pie y darle un buen azote acompañado de frases del estilo “¿Quién te ha
dicho que podías hacer esto?”, o “Vas a tener que aprender a obedecerme”. Esto se dice en un tono juguetón y a la vez realmente lo estás diciendo en serio. Verás a una enorme cantidad de mujeres LES ENCANTA esto. Sacarán su culo afuera para que les des más cachetes y se pondrán en actitud de “soy un niña mala y no me he portado bien”… súper sexy si quieres saber mi opinión.

Y un paso más allá, para las chicas que realmente lo disfrutan, son sesiones exclusivas de cachetes. Aquí estarás un rato en el que la puedes tener estirada encima de tu regazo, de cuatro patitas sacando el culo, o incluso de pie, y le vas dando cachetes rítmicos que estén basados en el placer de tu chica. Aquí la comunicación entre vosotros es aún más importante. “¿Te gusta así?”, “¿Prefieres más fuerte o más suave?”. Por favor, utiliza voz íntima aquí, no de GPS.

Cómo Poner la Mano

Hay diferentes formas de poner la mano que producirán diferentes sensaciones.

Poner la mano ahuecada dará un efecto distinto (y menos intenso) que una palma totalmente plana. Poner los dedos separados dará un sensación más punzante que ponerlos juntos. Prueba con estas variaciones y observa las reacciones de tu pareja.

También es GENIAL darle un toque de intimidad cuando estás dando cachetes. Personalmente me encanta abrazar tierna y protectivamente a la chica con un brazo y con el otro proporcionarle los cachetes. O puedes intercalar cada cachete con una caricia bien suave en su nalga.

Procura golpear en la parte inferior de la nalga, tirando un poquito al centro. Ese punto proporciona una vibración directa hacia el clítoris.

Si quieres subir la excitación bien para arriba puedes meterle un butt plug (tapón anal) de silicona, si la gusta la estimulación anal. O un consolador en su vagina.

Insisto. Comienza suave y observa. Si le gusta ves subiendo la intensidad hasta que encuentres la que más placer le proporciona. Y comunicaros si es necesario.

____________________________

Si te ha gustado este artículo, seguramente te gustará tambien:

Video : Cómo Hacer Sexo Anal Por Primera Vez – Consejos y Técnicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *