Cómo Recuperar La Pasión Sexual : Programa De Tres Días

Este artículo ha sido escrito por mi amiga Viviane, sexóloga que trabaja con parejas. Puedes leer todos sus artículos aquí.

___________________________

El enfriamiento o muerte del deseo puede contrarrestarse con una experiencia de orden diferente. La filosofía tántrica, que mantiene que podemos experimentar un ser dilatado e intenso por medio del sexo, puede ofrecer nuevas perspectivas sexuales. El Tantra que, al igual que el yoga, tiene su origen en la India, ha sido apodado la “ciencia del extásis”. Intensifica y prolonga la compenetración especial que existe entre un hombre y una mujer al hacer el amor. El propósito de los ejercicios practicados en este programa de tres días es fundirse en el éxtasis con su pareja y, a través de él o ella, con el resto del mundo. Si eso suena demasiado elevado, merece la pena recordar que todo es posible.

Si usted fuera un estudiante de fiolosofía tántrica, tendría que pasar un programa intensivo para entrenar los sentidos a detectar matices y cambios delicados. Practicaría ejercicios físicos para fortalecer los músculos necesarios para hacer de un coito prolongado un placer más que un dolor, y mediante ejercicios mentales ampliaría su imaginación. De este modo se entrenaría a sí mismo a ser consciente no sólo de sus propias sensaciones sino también de las del hombre o mujer con quien desea ser uno.

En el siguiente artículo, describimos un programa de tres días, que aunque no sea tan riguroso como un programa tántrico completo, le ayudará a acercarse y a despertar de nuevo el deseo mutuo.

CONTINENCIA SEXUAL. El programa de tres días establece una regla estricta sobre la continencia sexual: no habrá coito ni orgasmo hasta la última parte del tercer día. Es mejor hacerlo fuera de las circunstancias cotidianas, preferiblemente en algún lugar tranquilo, privado, acogedor y en el campo para que la belleza del paisaje realce la experiencia.

Lean las instrucciones para cada día mientras están tumbados, y propónganse no llegar a la cópula: algunas de las practicas pueden ser profundamente excitantes. Hay razones para esta abstinencia, ya que el ideal tántrico es prolongar el acto sexual para intensificarlo.

El Primer Día

El primer día del programa de tres días está dedicado a conocerse. No importa si han vivido juntos diez años: hoy comenzarán a rasgar el velo de la privacidad que, con los años, ha colocado de forma instintiva pero inocente entre usted y su amante, y se arriesgarán a exponerse sin reserva.

Tras un desayuno ligero, den un paseo por el campo en que están. Disfruten del paisaje, paz y tranquilidad, e intenten relajarse y olvidar los problemas de cada día. Pasen un rato hablando y comentando cómo era cuando se conocieron. Recuerden la belleza de su amor al principio, cómo se sentían respecto al otro en aquellos días y las cosas que hicieron juntos.

SINCÉRESE. Cuando hable de si mismo y de su relación con su pareja, baje las defensas y sea totalmente sincero respecto a sus sentimientos. No tenga miedo de demostrar emoción: dense la mano, rían, lloren y hablen libremente de sus miedos, fantasías, esperanzas y odios. Hable de cualquier cosa y de todo, pero no diga nada que pueda herir a su pareja.

Por ejemplo, si habla sobre un amante anterior, deje claro que esa aventura es algo pasado y acabado, y no hable de ello con demasiado pesar ya que puede dar la impresión a su pareja de que él o ella es el segundón. Y si decide mencionar algún defecto de su pareja, apresúrese a decir que el defecto es poco importante y que sus puntos buenos pesan más que los malos.

Concédanse tiempo para hablar y expresar opiniones, pensamientos, esperanzas y temores, y preste atención a lo que se dice. Háganse sentir bien y traténse con cariño.

IMPONGAN LIMITACIONES. Aunque pueden darse la mano, o caminar del brazo, ese deberia de ser el alcance de las caricias de hoy. Eviten besarse, acariciarse y hacer el amor. Por la tarde, hablen un poco más. Compartan sus sentimientos y hablen de lo que es estar juntos sin hacer el amor.

Cuando se acuesten la primera noche, bésense pero no profundamente. Duerman abrazados, pero eviten acariciarse o hacer el amor. Hay mucho tiempo por delante para hacerlo.

El Segundo Día

Si todo va bien, habrá resistido la tentación de hacer el amor la primera noche del programa. Pero la presión sexual le rodeará, y el deseo mutuo se habrá despertado por la combinación de intimidad y abstinencia que experimenta.

El segundo día por la mañana, después de haberse bañado y tomado un desayuno ligero, cierren las ventanas y puertas de su habitación, y asegúrense de que no van a ser molestados. Siéntense desnudos uno frente a otro, tan cerca como para poder tocarse fácilmente. Comiencen a acariciarse suave y cariñosamente. Pueden tocarse en cualquier parte excepto en los pechos y genitales.

PERMANEZCAN EN SILENCIO. No hablen al acariciarse, simplemente siga acariciando a su pareja como si fuera una flor delicada. Esto le puede excitar muchísimo. hasta el punto de que puede llegar a estremecerse, o sudar. Pero, a pesar de la excitación, continúen las caricias si pueden durante media hora. Cuando hayan acabado, túmbense boca arriba, uno al lado del otro, y relájense para que el sentimiento sexual provocado desaparezca poco a poco.

Pasado un rato, cuando los dos estén totalmente relajados, y el sentimiento sexual se haya desvanecido, bañense por separado en agua caliente. A continuación, siéntense de nuevo desnudos uno frente a otro, y hagan otra vez el ejercicio de caricias (no en pecho o genitales) durante cuarto de hora.

Más tarde, tomen un almuerzo ligero y den otro paseo. Dense la mano al caminar y permanezcan en silencio si quiere o, si no, compartan sus sentimientos. Si uno de ustedes cree que el ejercicio es inútil, simplemente intenten disfrutar de la sensaciones del momento

REPITAN LAS CARICIAS. Por la tarde, después de una cena ligera, comiencen de nuevo el ejercicio 4b1dd1d338881c2ee6d68790f203752ede las caricias. Esta vez, al hacerlo, imagine que puede sentir los toques que ofrece a su pareja.

Si, por ejemplo, acaricia a su pareja en el brazo, imagine que es su propio brazo el que es acariciado e intente pensar cómo sería si le tocaran de ese modo. Y al hacerlo, alíviese con el toque que está experimentando de la manos de su pareja.

El objetivo de este ejercicio es conseguir que, usando la imaginación, experimente las sensaciones de pareja más que las suyas. Intente emplear por lo menos una hora en el ejercicio, incluso aunque crea que ya no será tan erótico como la noche anterior. Puede hacerle sentir un poco irreal, ya que en su imaginación, usted y su pareja están intercambiando personalidades, pero lo más importante es que también están aumentando el vínculo telepático entre ustedes.

El Tercer Día

Comience el tercer y último día de programa con un baño o ducha y un desayuno ligero.

Después, como en la segunda mañana, asegúrese de que tienen privacidad total y hagan las caricias empáticas

TOQUE GENITAL. Siéntense desnudos y juntos y, sin hablar pero pudiendo gemir o gritar sofocadamente si su excitación se va haciendo muy intensa, acaríciense muy suave y cariñosamente. Esta vez, pueden acariciarse por todas partes – pueden incluir los pechos, labios vaginales, vagina, pene y testículos – pero las caricias deberían ser lo más suave posible

EMPATÍA. Llegue a la empatía con su pareja, igual que la tarde anterior, intentado imaginar que puede sentir los toques del mismo modo que él o ella puede sentirlos. Preste atención especial a los toques en los pechos y, más importante, a los de los genitales, ya que forman parte del ejercicio empático de caricias que hicieron antes.

Prosigan con estas caricias durante una hora, y después descansen cinco minutos antes de pasar a la siguiente parte del ejercicio, que incluye penetración.

PENETRACIÓN. Después del descanso de cinco minutos, el hombre debería de tumbarse boca arriba. A continuación, su compañera debería sentarse a horcajadas sobre él y acercar lentamente su vagina hacia el pene erecto.

Una vez que él ha introducido su pene erecto en la vagina de ella, no debería de haber más movimientos por parte de él ni de ella. Ella simplemente se sienta, y después se tumba, sobre él con el pene dentro de ella.

A continuación, los dos descansan tumbados en la cama, sin moverse, hasta que la erección de él ha desaparecido. No caigan en la tentación de moverse o llegar al orgasmo.

Al acabar, lávense, vístanse y salgar a dar un paseo juntos antes de tomar un almuerzo ligero. Mientras caminan, hablen de sus pensamientos y sentimientos sobre el programa y discutan los efectos que ha tenido sobre los sentimientos respecto al otro.

En la tarde o noche final, hagan el ejercicio de caricias y penetración una vez más por lo menos durante una hora, concentrándose en la calidad empática de su toque hasta que sientan que sus identidades se han fundido.

Entonces habrán desinhibido el coito para completar la sesión de tres días de un modo gozoso y satisfactorio.

_____________________

Nota Personal: Muy buen programa, ya coincidia con Viviane en muchos puntos. El sexo en pareja nunca debería de convertise en algo mecánico y rutinario que hacemos durante nuestro día a día: levantarnos, ir al trabajo, volver a casa, cenar y follar.

Más vale follar poco y disfrutar muchísimo, que hacerlo mucho hasta el punto que aburre y se acaba convirtiendo en algo aburrido y rutinario.

Ya llegue a grabar un video en su momento hablando precisamente sobre esto:

 

3 thoughts on “Cómo Recuperar La Pasión Sexual : Programa De Tres Días

  1. hola luigi te queria preguntar si estoy aciendo bien los ejercicios para agradar el pene hago 15 Mintuos jelquins 5 de Uli y 30 repeticiones Kegels esta bien la rutina?? lo hago dia por medio sin calentamiento si hago algo mal decime luigi quiero un pene mas grande desde ya gracias y saludos! desde argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *